05 junio 2007

Responsabilidades y conclusiones


ETA ha roto el alto el fuego permanente que declaró el 22 de marzo de 2006. Se cierra así definitivamente el proceso de negociaciones con el Gobierno de Zapatero, y con él las esperanzas de la sociedad vasca y buena parte de la española por arreglar de una vez por todas un asunto pendiente desde hace tantos años para el Estado español como es el conflicto vasco.

Cabe preguntarse qué tipo de errores han cometido unos y otros para que un proceso asentado sobre bases tan sólidas (varios años de contactos entre el PSOE y Batasuna que desembocaron en la llamada "propuesta de Anoeta") haya descarrilado tan pronto. Sobre todo teniendo en cuenta que en un principio los principales agentes implicados en el mismo hicieron una apuesta muy arriesgada y valiente: por un lado ETA dio el primer paso comunicando un alto el fuego permanente, y por otro el Gobierno se comprometió a iniciar una negociación con la organización armada, con todo el coste electoral que implica una decisión tan sumamente impopular.

A partir de ahí, todo se fue derrumbando poco a poco.

La derecha española comenzó una de las campañas más beligerantes y demagógicas que posiblemente haya sufrido gobierno alguno, acobardando de manera decisiva a Zapatero a la hora de llevar a cabo los gestos que serían previsibles (acercamiento de presos, legalización de Batasuna...) en un proceso de estas características. Así, el Gobierno prefirió realizar otros movimientos de cariz más político (la reunión entre Patxi López y los representantes de Batasuna o la resolución de apoyo al proceso en el Parlamento Europeo, por ejemplo) para tratar de contentar a los sectores abertzales que, sin embargo, jamás perdieron de vista que, aunque significativos, tales gestos no eran más que pequeños detalles de una importancia relativa.

A ello hay que añadir diversas ambigüedades por parte de la estrategia gubernamental, como la negativa de Zapatero a derogar la Ley de Partidos o la declaración institucional en la que se comprometió a respetar futuras decisiones del pueblo vasco enmarcándolas dentro de unos cauces legales que muy bien podrían servir precisamente para desvirtuarlas. Por no mencionar la creciente sensación de que lo que se pretendía por parte del PSOE era convertir la futura mesa de partidos en una mera reforma estatutaria. Daba la impresión de que la aspiración última de Zapatero era integrar a la izquierda abertzale en el seno del Estado por medio de un nuevo consenso político similar al que se dio durante la transición, lo que equivaldría a perpetuar sine die el conflicto vasco.

En ocasiones la actitud del gobierno llegó a extremos del calibre de "construir" (López Aguilar dixit) nuevas imputaciones a Iñaki De Juana.

Todo ello terminó por exasperar a los sectores más beligerantes de ETA, que no tardaron en actuar de manera amenazante (quema de la ferretería del concejal de UPN en Barañain, robo de 350 pistolas en Francia, amenazas durante el gudari eguna celebrado en Oiartzun...) para presionar al Gobierno y obligarle a cumplir sus compromisos, sin comprender que tales amenazas proporcionaban más munición a la derecha a la vez que limitaban aún más el margen de maniobra del Gobierno. Se produjo así un círculo vicioso que desembocó en el momento más crítico de todo el proceso: el atentado de Barajas. Una ETA demasiado impaciente asesinó a dos personas y consiguió con ello poner a la opinión pública española en contra de un proceso de paz que empezaba a resultarle al PSOE demasiado caro en términos electorales.

A partir de ahí se produjo un tira y afloja entre ETA y el Gobierno (caso De Juana, caso Jarrai, caso Otegi...) demasiado extenso y complejo como para relatarlo aquí, y menos aún para analizarlo detalladamente sin tener todavía la perspectiva que da la distancia, sobresaliendo del mismo una exigencia muy clara por parte de ETA a la hora de continuar las negociaciones: la presencia de la izquierda abertzale en las pasadas elecciones municipales. Ante ello, el Gobierno optó por ignorar los innumerables gestos de Batasuna (adaptación a la Ley de Partidos para crear ASB, propuesta de Anaitasuna...) e ilegalizar no solamente al partido sucesor de Batasuna, sino también a las agrupaciones electorales e incluso a la mitad de las listas de ANV. Estaba claro que ETA terminaría por tomar la funesta decisión de hoy.

En estos momentos, pues, no cabe sino aprender de los errores pasados y enmendarlos en la medida de lo posible. Sin embargo, después de lo sucedido va a ser difícil que una ETA que se siente absolutamente timada (por enésima vez) vuelva a proclamar otro alto el fuego que, de romperse, es consciente de que volvería a restarle aún más apoyo social entre las bases abertzales. Al mismo tiempo, también es improbable que ningún Gobierno español retome ningún tipo de negociación con ETA, visto el enorme coste electoral que está suponiendo para el PSOE en estos momentos. Y cuando ETA vuelva a asesinar, será mucho más difícil aún.

Es inevitable, pues, llegar a la conclusión de que gran parte de la culpa del fracaso de este proceso es de una opinión pública española absolutamente manipulada e ignorante en relación al conflicto vasco y de la que se ha aprovechado el PP para hacer oposición y poner contra las cuerdas al PSOE, lo que invalida cualquier esperanza de paz en el futuro. En ese sentido se ha pronunciado Arnaldo Otegi cuando ha afirmado que "es necesario que la opinión pública española sepa claramente que en Euskal Herria existe un conflicto político".

Cuando la opinión pública lo sepa por fin, el proceso de paz culminará felizmente para todos. Hasta entonces todo seguirá siendo incertidumbre.




13 comentarios:

drBoiffard dijo...

Estoy bastante de acuerdo con el análisis.

Partiendo de que la manipulación mediática y la opinión generalizada con la que intoxica la derecha no se puede desintegrar por arte de magia, ni ignorar así como así, creo que las culpas se han de repartir a partes iguales entre el gobierno, que no hizo los gestos en el momento inmediato de la declaración de la tregua, y el sector más cazurro de ETA que con el robo de pistolas y ya definitivamente con el atentado de Barajas , con muy pero que muy pocas luces, ha obligado al PSOE a mantenerse escéptico acerca del compromiso de ETA con la tregua. Y ha reforzando los apoyos sociales a los argumentos manipulados de la derecha.

El tira y afloja de después ha sido un teatro bastante lamentable. Es perfectamente comprensible que el gobierno ignorase por completo las condiciones de ETA , con robo de pistolas y atentado de Barajas ya sobre la mesa. ETA se puede sentir todo lo timada que quiera, pero para sentirse timada hay que presuponer que el gobierno es imbécil y tendría que haber ignorardo sus "demostraciones de fuerza".

Yo creo sinceramente que el gobierno no ha estado a la altura de las circunstancias, pero tampoco el sector más cazurro de ETA con tanta prisa.

Las condiciones democráticas necesarias para avanzar en el conflicto vasco empezarán cuando ETA desaparezca. El estado español jamás tomará otra postura. Bajo la amenaza de las bombas, las pistolas y las extorsiones nunca se aceptará empezar un proceso que pueda culminar en la autodeterminación. Mientras ETA siga existiendo, la manipulación mediática y la utilización partidista del conflicto vasco seguirá indefinidamente. Y volviendo a matar lo único que conseguirán será empeorarlo.

Para que la opinión pública española acabe aceptando y asimilando que en el Pais Vasco exista un conflicto político, tiene que dejar de alimentarse el odio y los sentimientos viscerales. ETA es un estorbo para avanzar en el conflicto vasco. Es el único estorbo. La lucha armada sólo va a conseguir reforzar y afianzar más la manipulación mediática alrededor del conflicto vasco, cada acción violenta es tirar piedras sobre el propio tejado.

La izquierda abertzale tiene que hacer autocrítica en ese sentido. Los pasos y gestos políticos los han dado, pero no puede permitir que el sector más garrulo de ETA se le suba a la chepa de esa manera y les ningunee y ridiculice tan contundentemente como lo hizo con el atentado de Barajas. En Irlanda del Norte, el Sinn Fein controlaba al IRA. En el pais vasco, por la impresión que me ha dado todo el proceso fallido, es al revés.

Ruth dijo...

A mí me parece que el Gobierno, más que un proceso de paz, ha buscado un triunfo político. Han preferido arriesgar el triunfo social por no perder votos.

Para mí ha sido un día triste y decepcionante. Un muy mala noticia.

jabiero dijo...

ETA es independiente de la acción política (en sus términos estrictos) de la Izquierda Abertzale. Sí, yo tambien pienso que es una pena que estemos otra vez así, pero no se podrá negar que ETA sabe elegir los momentos para poner en evidencia las contradicciones de este supuesto estado de derecho. No hay más que ver como van sucediendo las cosas: ha sido recibir el comunicado e inmediatamente tomar medidas judiciales (que no legítimas) contra personas y entidades ajenas a Euskadi Ta Askatasuna, tan sólo conectadas a ella por perseguir los mismos fines políticos, lo que se traduce como una clara persecución por motivos ideológicos.

¿Es que mucha gente comparte los fines de ETA? Pues entonces encarcélese a todos los que jueguen a la lotería, porque comparten el deseo de hacerse ricos con los ladrones y estafadores. - JOSEMARI RIPALDA, Catedrático de Filosofía en la UNED

En los mismos parámetros está el traslado de Iñaki de Juana a una carcel de Madrid, todo lo contrario de lo ya decidido por la resolución de Instituciones Penitenciarias de 28 de febrero, refrendada por el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria, en la que se mandaba al preso a cumplir el resto del año en su casa. O sea, por algo totalmente ajeno a él se castiga al preso.
¿estado de derecho? ¿donde?
http://insog.blogspot.com/2007/06/estado-de-excepcion-no-declarado.html

jabiero dijo...

Muy interesante el análisis de Iñaki Iriondo:

[....]El presidente aseguró haber hecho «todos los esfuerzos posibles para alcanzar la paz» y dijo saber que «la mayoría de los ciudadanos vascos conocen la autenticidad» de ese esfuerzo. A la primera parte se le puede aplicar el viejo adagio de «excusatio non petita, acusatio manifiesta», y a la segunda el refrán de «díme de qué presumes y te diré de qué careces».

Porque en La Moncloa son perfectamente conocedores de que no han hecho todo lo que estaba en su mano y de que la sociedad vasca les culpa de ello. Eso no quiere decir que la ciudadanía comparta el punto de vista de ETA -de hecho, la mayoría lo rechaza-, pero sí que ha visto que el Gobierno español no se ha movido y además se ha jactado de su inmovilismo.
[...]

Y para muestra un botón, el de que solo han sido unos cientos de ciudadanos en toda la geografía vasca los que se han concentrado con motivo de la ruptura del alto el fuego.

Ricardo Mella dijo...

DrBoiffard: Sin embargo, es evidente que el PSOE ha negociado con ETA porque ETA tiene armas y las utiliza. Si las deja de utilizar... ¿por qué van a negociar con ellos? (Bienvenido de nuevo, hacía tiempo que no te veía por aquí).

Ruth: Efectivamente, ha sido una noticía muy triste y lamentable. Un planchazo. A veces tengo la sospecha de que la estrategia real del Gobierno es minar poco a poco el apoyo social de ETA, y de ahí que la ofrezcan la zanahoria para luego utilizar el palo. Pero no, el Gobierno simplemente se mueve por intereses aún más mezquinos.

Jabiero: Desde luego, definitivamente el señor Zapatero habla en neolengua: precisamente son los ciudadanos vascos los más conscientes de lo poquito que ha hecho el Gobierno a lo largo del proceso.

marraskilo dijo...

A mi la verdad cada dia me sorprende mas el señor zapatero, no se si es algo tonto o inocente o realmente es muy listo, pero jugar de esta manera con ETA no me parece lo mas acertado, o bien les ha tomado el pelo o bien nos aguarda alguna sorpresa despues de las generales.

josemanuel dijo...

El anuncio del fin de la tregua ha sido lamentable. No es posible esperar que un conflicto enraizado desde hace tantos años se solucione en tan poco tiempo. Es cierto que el estado español no ha hecho nada por avanzar y que han estado más pendientes de los próximos resultados electorales que del propio proceso de paz, pero nadie dijo que esto fuera a ir rápido. La próxima vez -que nadie dude que habrá una próxima vez- ¿qué punto de partida será necesario para que todo vuelva a comenzar?. Y mientras tanto ¿cuantas personas deben morir, ser torturadas, amenazadas, extorsionadas, encarceladas... ?

DrBoiffard dijo...

¿Qué ha conseguido ETA con su lucha armada?

Te lo digo:
- Que tengamos un código penal más duro que el de Franco.

- Que el apoyo a la izquierda abertzale haya caído en picado (y lo que le queda) en los últimos años.

- Que se ilegalice la izquierda abertzale y se arme un estado de excepción y que eso sea bienvenido en la mayoría de la sociedad.

Si siguen con las armas, las bombas, los tiros, las extorsiones ¿qué es lo que dices tú que van a conseguir?

mikel dijo...

DrBoiffard dijo...

Lo que dijo. Que no es otra cosa que faltar a la verdad.

Es bastante sencillo desmontar tales argumentos, a nada que se haya conocido esta historia en los últimos 40 años. Sin embargo, no quiero entrar en ese desmonte, por aquello de que no está la cosa como para soltarse con plena libertad, y, que le acusen a uno de enaltecimientos, ni tonterías varias, simplemente por disentir con el actual estado imperante.

Es una lástima, pero el sentimiento de tener la herramienta de Damocles en cercanías, ahoga lo suficiente como para guardar la ropa en plena riada.

Saludos.

DrBoiffard dijo...

No se corte, Mikel, desmonte. Dígame que ha conseguido ETA desde la transición, aparte de recorte de libertades.

Ricardo Mella dijo...

Marraskilo: Creo que al final el tiempo ha demostrado que, por lo menos, Zapatero iba demasiado de listo.

José Manuel: Lo bueno del caso es que es inevitable que vuelva a haber negociaciones, y que sabemos que no hay otra manera de solucionar el conflicto.

DrBoiffard y Mikel: Es bastante ingenuo pensar que es gracias a ETA por el que se reforman códigos penales o se implantan estados de excepción. No, en realidad eso sucede porque existe un desafío al Estado. Es obvio que si no existiese ese desafío, el Estado no tendría por qué tomar medidas represivas. Por tanto, un logro de ETA es conseguir poner de manifiesto día sí y día también las profundas contradicciones del Estado español. Es curiosa esa puntualización de DrBoiffard: "desde la transición", dado que él mismo conoce algunos logros de ETA antes de la misma. Pues yo me pregunto: ¿tuvo la existencia de ETA algo que ver en las altas cotas de autogobierno que consiguió el Estatuto de Gernika? Creo recordar que el propio Mayor Oreja dijo algo a ese respecto. Y otro ejemplo, más evidente aún: ¿a cuento de qué íbamos a tener presente continuamente en España al conflicto vasco si no fuese por ETA?

DrBoiffard dijo...

"Es obvio que si no existiese ese desafío, el Estado no tendría por qué tomar medidas represivas."

"Por tanto, un logro de ETA es conseguir poner de manifiesto día sí y día también las profundas contradicciones del Estado español."

¿¿¿¿Un logro??? No es ningún logro tener un motivo con el que alimentar lo más reaccionario del sistema democrático, que ya de por sí, por la herencia de lo que es, es endeble. El sistema democrático no es algo monolítico, se puede cambiar, tanto en una dirección, como en la otra. Si va cambiando camino de una progresiva tiranización, cada vez más reaccionario, es porque se da una situación favorable a ello. Esa situación tiene un origen: la violencia terrorista. Luego se distorsionará, ampliará o manipulará desde los medios, pero aún así sigue siendo el origen del asunto.

"¿a cuento de qué íbamos a tener presente continuamente en España al conflicto vasco si no fuese por ETA?"

Y este hecho tiene absolutamente TODO que ver con la manipulación mediática fuera de Euskadi del tema vasco, lo cual segun tu punto de vista es lo que más culpa tiene del descarrilamiento del proceso. Es una relación evidente, yo creo, Ricardo.

Tiene tanto que ver que hasta la derecha más cavernaria relacionaba el terrorismo de ETA con el nacionalismo catalán (en la época aznaril del tripartito) y la gente tragaba. Y ahora ya hasta lo relacionan con el PSOE. Y la gente traga.

La plebe tiene en la cabeza, el coco, la ETA. Le da igual el conflicto político que haya detrás, porque mientras tenga ese coco, justificará estados de excepción, medidas judiciales reaccionarias, será imposible abrir debates necesarios como el de la brutalidad policial...Es obvio. Se retroalimenta el odio y eso lo que hace es polarizar más la situación. Estados Unidos es el perfecto ejemplo de ello, camino de la tiranización viento en popa.

Ricardo Mella dijo...

DrBoiffard: Tienes gran parte de razón en lo que dices, pero no puedo intentar rebatir tus argumentos en plena libertad. Como dice Mikel, debo ser prudente a la hora de hablar. Parece que se avecinan curvas, así que mejor callar por el momento. Un saludo.