31 mayo 2007

Obreros de derechas

Obreros de derechas son los peperos que regentan videoclubes, asadores de pollos, fruterías, bares, obreros de derechas son los porteros del barrio de Salamanca de Madrid que se inclinan al abrir las puertas de los Mercedes de los que descienden sin mirarles los señores a los que votan, obreros de derechas son los dueños de las peluquerías que no quisieron cerrar durante la huelga, y que esgrimen argumentos tan egocéntricos como 'a mí no me regalan nada los de la izquierda', obreros de derechas son también los trabajadores de a pie que no votan porque 'son todos unos ladrones', obreros de derechas son los taxistas que dicen que 'a la izquierda no, que me quitan lo que yo gano con mi esfuerzo'. Un obrero de derechas es aquel que no ve o no quiere ver más allá de los cuatro céntimos que ha reunido, y al que lo único que interesa es poner el aire acondicionado o la tarima de su pisito del extrarradio. También lo son los empleados de banca que se han visto obligados a hacerse un plan de pensiones privado, porque la seguridad social ya no las garantiza, y que, temerosos de perder sus ahorros, apoyan la opción conservadora.

Obreros de derechas son los contratados temporalmente que justifican la precariedad laboral con el argumento de que 'hay mucho vago que vive del cuento', obreros de derechas son los que entienden que las privatizaciones de los hospitales, de los transportes o de los colegios mejoran su funcionamiento porque así 'esos mangantes que no dan ni golpe ya no tienen garantizado el puesto'. Qué pena, Dios, qué pena. Y mientras tanto la verdadera derecha, la que se llena los bolsillos a raudales con la especulación inmobiliaria, con la información financiera privilegiada, con las prebendas políticas, con las OPAs hostiles, la derecha de los bancos, de los holdings, de Gescartera, toda esa auténtica derechona frotándose las manos. A estos idiotas, pensarán, les podemos quitar la seguridad laboral, el derecho a la huelga, la libertad de información, les podemos quitar hasta los pantalones y el orgullo, porque luego les dejamos que rebañen la cazuela y laman el plato, les damos las sobras y se conforman. Y encima llaman guapo a Aznar.

Fragmento de un artículo de Antonio López del Moral, escrito con ocasión de las elecciones municipales y autonómicas de 2003. Visto en Punto Rojo.


7 comentarios:

Ruth dijo...

Osti, Ricardo, qué bueno.

Y después de tamaña disección, yo me pregunto: ¿qué es un obrero de izquierdas?

Ricardo Mella dijo...

Uy, buena pregunta.... Te diré lo que NO son: no son los dirigentes del PSOE ni los de IU.

Ruth dijo...

Podrían hacer un reality en el que se buscase la obrero de izquierdas. No sé yo si el premio no quedaría desierto.

Anónimo dijo...

menos mal que no soy de izkierdas, ni de derechas , ni siquiera un obrero.

Jamas me sentiría orgulloso de ser un obrero, y mucho menos de ser un perro(policia/militar), un banquero o un politicucho de esos que nos chupan la sangre..

www.bloginfopolitica.blogspot.com dijo...

www.bloginfopolitica.blogspot.com
Web de política económica, ultimas noticias, crisis financiera, inmigración, blog actualizado diariamente para ofrecer la información más fresca acerca de los problemas de España.

Muchos somos los que nos entristece ver la decadencia de nuestra nación, el único modo de enterarse de lo que realmente ocurre, en que despilfarran nuestro dinero, y de otras barbaridades no comentadas en medios informativos del gobierno es visitar el siguiente sitio: www.bloginfopolitica.blogspot.com

Espero que os guste, he publicado este mensaje con la mejor intención, espero que me dejen informar y que no borren el comentario. Gracias.

Anónimo dijo...

un obrero de izquierda es aquel que sabe que su descendencia esta en peligro de ser esclava de los explotadores de derecha por toda la eternidad y que debe actuar contra sus opresores para tener mejor condiccion salarial y un nivel de vida aceptable porque los ricos solo lo emprobrecen y explotan cada dia y el gobierno solo defiende a los ricos y no le importa en lo absoluto el salario de los obreros...

Rafael N.Fernandez dijo...

Tenemos que volver a la teología de la liberación.
Estas son sus principales ideas:


La salvación cristiana no puede darse sin la liberación económica, política, social e ideológica, como signos visibles de la dignidad del hombre.

Eliminar la explotación, las faltas de oportunidades e injusticias de este mundo.
Garantizar el acceso a la educación y la salud.

La liberación como toma de conciencia ante la realidad socioeconómica latinoamericana.

La situación actual de la mayoría de los latinoamericanos contradice el designio histórico de Dios y la pobreza es un pecado social.

No solamente hay pecadores, hay víctimas del pecado que necesitan justicia, restauración. Todos somos pecadores, pero en concreto hay que distinguir entre víctima y victimario.

Tomar conciencia de la lucha de clases optando siempre por los pobres.
Afirmar el sistema democrático profundizando la concienciación de las masas acerca de sus verdaderos enemigos para transformar el sistema vigente.

Crear un “hombre nuevo” como condición indispensable para asegurar el éxito de la transformación social. El hombre solidario y creativo motor de la actividad humana en contraposición a la mentalidad capitalista de especulación y espíritu de lucro.

Ni rojo, ni blanco, ni morado

Únete a los movimientos revolucionarios,
Progresistas y de izquierda dominicanos.

MIUCA-ACCION POR EL CAMBIO

Estamos en contra de todo sistema de injusticia
Y contra la explotación del hombre por el hombre.