06 marzo 2007

Dos ejemplos de chantaje


1º - Un preso político condenado a 12 años de cárcel (posteriormente rebajados a 3) por dos artículos de opinión se declara en huelga de hambre por entender que su situación penal es injusta. A medida que la huelga se prolonga la salud del preso en cuestión se va resintiendo, y el gobierno toma la decisión de alimentarle forzosamente, lo que constituye una violación de los derechos humanos, según la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. La salud del preso, sin embargo, empeora por momentos, y el gobierno teme incluso su muerte. Dado que la ley establece que el Estado hará todo lo posible para impedir la muerte de todas las personas que estén bajo su custodia, el gobierno toma la decisión de aplicarle la "prisión atenuada", o lo que es lo mismo: cumplir el resto de la condena en su domicilio bajo vigilancia telemática.

2º - El diputado por UCD Javier Rupérez es secuestrado por ETA político-militar en 1979: la organización pide un rescate de 200 millones de pesetas para su liberación. Ésta se produce tras 31 días de secuestro y después de que el gobierno de Suárez hubiese realizado el pago del rescate con cargo a los presupuestos de RTVE. Años después, durante el juicio por los fondos reservados, el general Sáenz de Santamaría declararía que la decisión de ceder ante ETApm la tomó Adolfo Suárez en persona, y que el dinero salió en realidad de los fondos reservados.

Dejo al lector la tarea de identificar las diferencias entre un caso y otro.




5 comentarios:

jabiero dijo...

General José Antonio Saenz de Santamaría, periódico La Razón, 19 de noviembre de 2001:

http://img178.imageshack.us/img178/4319/indexphppv9.gif

Estas declaraciones del general a finales de noviembre de 2001 no merecieron ninguna condena o reprobación pública. Al día siguiente el periódico El País no hizo absolutamente ninguna mención de ellas, con todo lo que ello implica. El periódico La Razón en su edición de la mañana siguiente, y de la pluma de Lorenzo Contreras decía: "(Saenz de Santamaría) le acaba de pagar a ETA un impuesto revolucionario que la banda nunca sabrá agradecerle bastante" la razón de estas palabras la aclaraba muy bien acto seguido: "sobre todo es una perfecta y acabada violación de la confidencialidad debida a lo conocido por razones de cargo". Por lo que concluía ante la evidencia cierto articulista de GARA que "la crítica no se dirige al elogio de la tortura y la violación de la legalidad sino al hecho de revelarlas"

Habrá que destacar que al mes siguiente de estas declaraciones salieron a la luz pública las fotos y el testimonio de torturas de Iratxe Sorzabal, la que fue acusada de tropecientosmil cargos para luego ser absuelta por falta de pruebas . Al año siguiente se da el tristemente célebre caso de Unai Romano.

Ruth dijo...

La doble moral enseguida salta con el discurso de "noeslomismo". Puestos a marcar diferencias, decir que el segundo caso es de 1979 y el de De Juana es de 2007. Es de esperar que en veintitrés años la democracia o los valores de los Derechos Humanos signifiquen por fin algo en este país.

Flashman dijo...

Y es más escandaloso si tenemos en cuenta que hoy día el PP nutre su militancia de numerosos ex-miembros del partido de Suárez.

Me permito enlazar ésta entrada en el último post de mi blog.

Saludos.

Ricardo Mella dijo...

Jabiero: si hay algo que no tenía Sáenz de Santamaría, aparte de humanidad, es pelos en la lengua.

Ruth: efectivamente, es de esperar que en tantos años hubiésemos mejorado en cuestiones de derechos humanos. Sin embargo observa cuanta gente está a favor de que De Juana hubiese muerto en el hospital.

Flashman: Bienvenido, puedes enlazarme cuanto quieras.

Ruth dijo...

Muchos están a favor de la muerte de una persona pero nadie se considera responsable de ella. Es atroz.