02 enero 2007

Los adictos al asesinato

El daño que poderosos sectores de la población española, incómodos con el proceso de paz, podían infligir al mismo lo hemos podido comprobar estos últimos meses: recrudecimiento de la represión contra la izquierda abertzale, difamaciones sin fin contra el Gobierno a cuenta de la negociación con ETA, frecuentes manifestaciones en contra del proceso o del Gobierno mismo, etc. etc.

Lo que probablemente hemos considerado demasiado poco es el peligro que constituye el sector más duro y radical de ETA, tan reticente con la paz como la derecha españolista. Sí que es cierto que desde hace mucho venimos oyendo hablar de dos tendencias claramente diferenciadas dentro de la organización, una (mayoritaria y liderada por “Josu Ternera”) favorable a la negociación con el Gobierno, y otra (más minoritaria por el momento y comandada por el joven “Txeroki”) partidaria de continuar la lucha armada. Los miembros que integran este ala radical de ETA son fundamentalmente los más fanáticos y sanguinarios, algunos de ellos con tantas causas pendientes y tantos asesinatos a sus espaldas que son conscientes de la dificultad, en su caso concreto, de una futura rehabilitación a la vida civil.

Es precisamente este sector de ETA el que lleva intentando sabotear el alto el fuego casi desde el principio del mismo: desde la quema de aquella ferretería de Navarra justo un mes después de la declaración de alto el fuego, hasta el robo de las 350 pistolas en Francia, pasando por la amenaza de Aritxulegi o los numerosos actos de sabotaje (quema de cajeros, etc.) ocurridos desde entonces.

A pesar de todos los obstáculos anteriores, la mayoría de los periodistas dan por seguro que el Gobierno y ETA llegaron a reunirse a mediados de diciembre con el fin de reactivar el proceso de paz. Y al parecer, el resultado de dicha reunión fue satisfactorio para ambas partes: el proceso por fin se desbloqueaba y, previsiblemente, el Gobierno comenzaría a dar los pasos que le reclamaba la izquierda abertzale. Ternera podría así mirar con la frente bien alta a Txeroki, después del peligroso ultimatum de éste.

Está claro que Txeroki debía actuar ya si quería hacer fracasar las negociaciones. Debía hacerlo antes de que el Gobierno diese algún tipo de paso que convenciese a la práctica totalidad de miembros de ETA de la conveniencia de seguir con el proceso. La solución para él pasaba por un atentado que no sólo tensase la cuerda, sino que la rompiese. Un atentado con muertos. Una furgoneta cargada con más de 200 kilos de explosivos en el mismo aeropuerto de Barajas.

Ante tamaña barbaridad, el Gobierno ha tratado de salvar los muebles del proceso hablando de “suspensiones” y no de rupturas del mismo. Batasuna afirma directamente que el proceso continúa adelante. Pero será muy difícil salir de este atolladero. ETA probablemente revindicará el atentado para no originar de facto una escisión a la irlandesa (ya empieza a oírse incluso el nombre de “ETA auténtica”), pero ese será el origen de otro problema.

Y es que sólo ETA puede salvar el proceso de paz de esta profunda crisis que ha creado ella solita. Y sólo podría hacerlo abandonando TODO tipo de violencia. Incluso puede que sólo eso no baste: quizá haga falta una declaración de abandono defintivo y total de la violencia que termine de convencer a los sectores de la sociedad española que ayer estaban entusiastas y esperanzados con el proceso y hoy en cambio desconfían del mismo. En cualquier caso, ETA deberá atar en corto a Txeroki y a sus cómplices, y ello, además, de tal manera que se garantice lo más posible la unidad de la organización y evitar la tan temida escisión.

Sólo de esta manera, y con un Gobierno que se atreva a dar los pasos necesarios cuando es preciso, se podrá poner en marcha de nuevo el proceso.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que tiene narices es que digas que la derecha española es reticente a la paz...
El problema es que quien juega con fuego acaba quemandose y nuestro queridisimo presidente ZP ha estado mirando a la nubes mientras ETA se rearmaba recrudeciendo la kale borroka, extorsionando a empresarios y robando pistolas. Por lo visto para él solo se puede hablar de terrorismo cuando hay muertos por medio.

Por supuesto que la culpa del atentado es de ETA pero ZP debería elegir mejor a sus amigos.

Salu2

Fran

Ruth dijo...

Coincido contigo en todo. El principal problema del Gobierno es que, en estos momentos, los problemas de ETA son SUS problemas y ahora no pueden desvincularse como si tal cosa.

Pienso que es obligación del Gobierno terminar con lo que han empezado y es su obligación dialogar para que termine esta sangría.

Yo creo que el Gobierno debería de haber hecho un gesto expreso de acercamiento (legalización, acercamiento de presos,...). Se habría así demostrado su voluntad de acuerdo y su fe en el proceso.

Lo que no me que da claro es que ETA (o la fracción de ETA), quisiese realizar un atentado con víctimas. Desgraciadamente, matar a un montón de gente es más fácil de los que parece.

johan dijo...

Yo creo que la unica alternativa que tiene el gobierno es la mano dura.

Si existe una division en ETA entre los partidarios del dialogo (Otegui, Ternera, etc) y la parte belicosa, esta claro la parte que lleva la voz cantante.

Por eso mismo Batasuna no es un interlocutor valido, ya que no tiene peso ni fuerza en ETA. Como tampoco se ha producido una presion por parte de la izquierda abertzale a ETA (de forma publica), recriminandole su actitud, o condenando el atentado y distanciandose de la banda, hay que saber leer que Batasuna esta subordinada a ETA.

Por tanto con la parte mas belicosa de ETA llevando la voz cantante y si la parte favorable al dialogo no presiona publicamente a ETA, la unica salida es la via policial y judicial.

Ruth dijo...

De acuerdo en que la vía policial y judicial es una vía válida, pero no creo que sea la ÚNICA válida.

De hecho, esta vía no se ha cerrado nunca. Y, por supuesto, todo aquel que comete un delito debe ser juzgado.

Pero me parece que no es una vía suficiente, por esto creo que por sí sola sirva de algo. De hecho, hasta ahora y desde hace unos años esta ha sido la vía única y se han seguido cometiendo atentados.

Anónimo dijo...

Lo que tiene cojones es que un chaval que va de libertario crea todavía en los reyes magos, es decir, venga aquí a explicarnos que ETA esto y lo otro con lo que ha leído en "los confidenciales" de la red.... tiene tela... sabiendo quienes manejan estos confidenciales ¿tú para que crees que existe la propaganda? ¿tú no te das cuenta que desde el PLAN ZEN se sigue llevando a cabo guerra una guerra (des)informativo-psicológica en la que todo vale con tal de zurrar la badana a los malos malosos abertzales? ¿a ti te parece normal que por quemar un cajero, en Valencia te pongan una multa y en Euskadi te condenen a 7 años? y no es un decir, hay un chaval con esta condena.

Es precisamente este sector de ETA el que lleva intentando sabotear el alto el fuego casi desde el principio del mismo: desde la quema de aquella ferretería de Navarra justo un mes después de la declaración de alto el fuego, hasta el robo de las 350 pistolas en Francia, pasando por la amenaza de Aritxulegi o los numerosos actos de sabotaje (quema de cajeros, etc.) ocurridos desde entonces.

Yo no se en qué mundo vivís algunos ... que la kaleborroka es ETA y actua por orden de ETA?? deja de leer la mierda que te venden y si la lees cógela con pinzas y contrástala, porque esto es para mear y no echar gota. Los actos de kale borroka durante "la tregua" solo tienes que mirar las fechas en que se dieron y veras que son respuestas mas o menos espontaneas a las movidas por el secuestro de De Juana, y otras movidas del estilo, y si, he dicho secuestro.

Y perdona la dureza del mensaje pero es que me jode que gente como tú se crea las gilipolleces que salen de "fuentes oficiales" o "fuentes de toda solvencia" como suelen decir los del fondo de reptiles.

Salud.

Ricardo Mella dijo...

Estoy de acuerdo contigo en todo, y yo mismo cojo con pinzas las informaciones de los "confidenciales". Ahora bien, no se puede negar que el atentado de Barajas ha pillado a un importante sector de la izquierda abertzale (incluyendo a parte de ETA) por sorpresa.

Que los actos de kale borroka no son ordenados por ETA está claro. Sin embargo, sí es cierto que son provocados por los abertzales más radicales y con más lazos con la propia ETA.

En lo que respecta a la quema de la ferretería de Navarra, francamente no recuerdo que tuviera relación con ningún tipo de acontecimiento. Y aunque así fuese, la respuesta fue totalmente exagerada para lo que son ese tipo de actos normalmente. No es lo mismo quemar un cajero que quemar un local comercial entero. Curiosamente, Batasuna se desmarcó rápidamente de aquel acto, lo que indica que han existido desde el principio, en la izquierda abertzale, dos posiciones ante el proceso de paz.

A veces hay que juzgar, a tenor de los hechos, si la información es propaganda o no. Y en este caso los hechos indican que, efectivamente, hay un riesgo de escisión en ETA o en la propia Batasuna.

Bienvenido y gracias por tu crítica.