15 diciembre 2006

Condenar la "violencia"

¿Por qué PSOE y PP se atreven a exigir a Batasuna que condene la violencia de ETA? Para empezar, Batasuna (o Herri Batasuna, o Euskal Herritarrok, o como queramos llamar al partido que represente coyunturalmente a la izquierda abertzale) no ha sido ni es responsable en absoluto de la creación de ETA ni de la violencia que ésta genera. Por desgracia, el PSOE no puede decir lo mismo con respecto a los GAL (creados, dirigidos y financiados por miembros prominentes del partido), ni el PP con respecto al franquismo (el primer “presidente de honor” del partido, Manuel Fraga, fue un destacado ministro franquista) o a la criminal agresión a Iraq por parte de Estados Unidos y sus compinches (uno de los cuales fue el segundo “presidente de honor” del PP, José María Aznar, que ofreció todo su apoyo político y militar a Bush).

¿Acaso el PSOE ha condenado en algún momento los GAL? ¿O el PP ha hecho lo propio con el franquismo o la masacre de Iraq? ¿Por qué, entonces, Batasuna ha de condenar a ETA o la violencia que ésta genera? Por otro lado ¿se exige acaso que Batasuna condene el “terrorismo”, es decir, un concepto sobre el cual no existe consenso puesto que está todavía por definir? En efecto, la violencia de ETA es terrorista para PP y PSOE, mientras que la violencia de EE UU es terrorismo para Batasuna.

También hay que tener en cuenta que la izquierda abertzale siempre ha lamentado los atentados de ETA. Dejando aparte discusiones estériles sobre la diferencia entre “condenar” o “lamentar”, sí que es cierto que si Batasuna utilizase la palabra “condena” no estaría sino plegándose a las injustificadas exigencias políticas de PP y PSOE. Unas exigencias, por cierto, que no tienen otro fin que el desprestigio de la izquierda abertzale, puesto que constituyen una estrategia para vincularla artificialmente con la propia ETA. ¿Alguien duda de que si mañana Batasuna afirma condenar “la violencia” se le exigirá que condene explícitamente el “terrorismo”? ¿Y que si hace esto último se le exigirá a continuación una condena explícita, no ya de la violencia de ETA, sino de la propia ETA (y por tanto también de sus objetivos políticos)?

Lo condenable, en fin, es que periodistas y jueces al servicio de dos partidos absolutamente hipócritas, y que han hecho uso de la violencia como el que más, aúnen sus esfuerzos para marginar en el terreno legal a un partido político determinado en base a una campaña de propaganda política.

12 comentarios:

Ruth dijo...

En un reportaje de Marta Nebot para noche sobre unas conferencias de paz en el País Vasco (hará de esto un par de meses), uno de los curas católicos que fueron pieza clave en el proceso de paz irlandés afirmó que Otegui tenía poder para parar la kale borroka y que si condenaba, perdía ese poder. Así que no debía condenar.

Que acerquen los presos de una puñetera vez.

Ricardo Mella dijo...

Supongo que te refieres a Alec Reid. No conozco esas declaraciones, pero no me sorprenden. Evidentemente, lo que el Estado llama "kale borroka" (que no es sino la expresión más violenta de la misma) es una baza más de la que dispone ETA y su entorno a la hora de negociar.

En lo que respecta a los presos, por desgracia me temo que ya es tarde. No creo que el Gobierno esté dispuesto a realizar un acercamiento de presos cuando rebrota la "kale borroka" o en medio de rumores de la vuelta a la actividad armada de ETA. Pero sin duda que un paso valiente en ese sentido podría ayudar bastante a que el proceso de paz arranque de nuevo.

Anónimo dijo...

Seguid pensando que la kale borroka es una baza a la hora de negocia, que en ese caso, hay poco que negociar. Y si hay algo claro es una cosa: no se va a negociar con quien lleva un arma. O se abandonan las armas y la violencia o no hay nada que negociar. Es facil, ¿no?

Ricardo Mella dijo...

La "kale borroka", por desgracia, es una baza a la hora de negociar, creo que es algo evidente, del mismo modo que la dispersión o la ilegalización de Batasuna también son bazas del Estado español. Por otro lado, lo que consideras "fácil" es una opinión subjetiva que a mí particularmente me parece demasiado simplista. ETA probablemente piensa que abandonará las armas y la violencia cuando se negocie, no antes.

Anónimo dijo...

Vale que lo de "es facil" haya sido simplificar demasiado, pero ya se sabía de antemano que ETA debía dar los dos primeros pasos para llegar a un acuerdo. Paso 1: declarar que se quiere abandonar la violencia. Paso 2: abandonar la violencia. Creo que 1000 muertes y no sé cuantos heridos merecen estos dos pasos. Luego, negociemos.

Ricardo Mella dijo...

Yo en cambio creo que las cosas son aún más sencillas que eso. Paso 1: ETA declara un "alto el fuego permanente" o, lo que es lo mismo, abandona temporalmente la violencia. Paso 2: el Gobierno cesa la dispersión de los presos y la ilegalización de partidos políticos. Lo demás no es voluntad de negociación, sino la rendición del enemigo. No la paz, sino la victoria. Por otro lado, si ETA abandona definitivamente la violencia... ¿qué será lo que obligue al Estado a negociar? No perdamos nunca de vista que es precisamente a causa de la violencia de ETA por lo que el Estado se sienta en la mesa de negociación.

P.D.: La expresión "1000 muertos" para referirse a ETA es muy empleada por la derecha, dicen ellos que para redondear. Lo cierto es que las víctimas de ETA son 800 y pico, por lo que "1000" me parece un redondeo excesivo. Afortunadamente, ETA no ha matado a 200 personas más aparte de sus víctimas oficiales. Lo sospechoso, de todas maneras, es que la expresión "1000 muertos" se creó inmediatamente después del 11-M (en el que murieron 191 personas), por lo que dicha expresión quizá denote las ganas de algunos de vincular a ETA con la masacre del 11 de marzo.

Anónimo dijo...

Es incomprensible q defiendas cosas tales como la violencia, y el asesinato los cuales deben no solo lamentados si tb condenados

Ricardo Mella dijo...

Me sorprende, querido amigo, afirmando que yo defiendo y/o justifico la violencia y el asesinato. No lo he hecho nunca, y mucho menos en este post o en los comentarios correspondientes.

Anónimo dijo...

Tienes razón, no son 1000 sino 817. Pido perdón por este error. Pero ¿sabes qué hace también la gente de derechas? Hablar del 11-M para desviar la atención del asunto.

Vamos a ver, una cosa. Declarar que se va a abandonar la violencia no es abandonar la violencia. Y hasta que la kale borroka no cese la violencia y las amenazas no hay avance posible puesto que no queremos darle un premio a los violentos. Cuando cesen la violencia, entonces se les da un premio: la oportunidad de integrarse en la democracia. Incluso acercamiento de presos y absolución de presos políticos (no confundir con absolución de asesinos). Mientras tanto, naranjas de la China. No van a ser las víctimas las que se acerquen al verdugo. No va a ser la mujer maltratada la que se acerque al maltratador. Debe ser el maltratador el que demuestre con creces que ya no va a maltratar más. Debe ser ETA la que deje de amenazar, la que deje de robar armas, la que deje de extorsionar. Cuando demuestre todo eso, se negocia lo que se tenga que negociar, por supuesto en el parlamento, que para eso está.

Ricardo Mella dijo...

Completamente de acuerdo, exceptuando un detalle: el Estado también hace uso de la violencia como el que más, incluyendo la tortura. A mi parecer, ETA tiene la misma legitimidad negociadora que el Estado español. Si una de las partes declara una tregua en su actividad violenta (como hizo ETA, aunque ciertamente no sea un abandono definitivo de las armas), creo que es justo que el Estado cese en su estrategia de represión, que en algunos casos vulnera las propias leyes (como es el caso de la dispersión de presos).

Debemos recordar que la "kale borroka" cesó en los primeros meses posteriores al alto el fuego. Por parte de la izquierda abertzale se dieron pequeños pasos hacia la condena de la violencia, como cuando calificaron de "muy grave" el hecho de que apareciese quemada una ferretería. Incluso llegaron a afirmar que se solidarizaban con las víctimas, cosa que Batasuna no había expresado jamás.

Para mí está claro que tanto Batasuna como ETA han hecho movimientos no sólo retóricos, a diferencia del gobierno de Zapatero.

theus dijo...

¿Como debe actuar la policia? Así:
-Oiga, señor terrorista, ¿le importa que le detenga y que le lleve a la carcel?- dándole al mismo tiempo una palmadita en la espalda.

¿Debe el gobierno ordenar que no se detengan más terroristas porque estos han declarado que no van a matar más?
En ningún caso. El asesino debe pagar por lo que ha echo.

¿Robar 350 armas es símbolo inequívoco de que se va a abandonar la lucha armada?
En el mejor de los casos, se trata de un chantaje al gobierno. En el peor, ETA busca rearmarse durante la tregua.

Es lógico que el gobierno no se fíe de una organización terrorista que roba armas. En mi opinión, el camino se hace andando. Si quieren paz, que abandonen las armas. No vale exigir al gobierno que ordene no encarcelar ni procesar a terroristas mientras estos se rearman.

Anónimo dijo...

Hacía tiempo que no leía posts tan trasnochados. O sea, que la "lucha" de ETA es justa y no dbería cejar en la violencia para tener más margen de negociación. Alucinante. Supongo que entonces admitirás la lógica de que el estado debería montar de nuevo un entramado como los GAL para, así, tener algo más con lo que negociar. De verdad que, a veces, uno comprueba que su capacidad de asombro sigue intacta.